Archive for 26 julio 2010

Marcas personales con sello propio: Audrey Hepburn

Quizás no exista en el cine una marca personal tan interesante como la de Audrey Kathleen Ruston, conocida en el mundo como Audrey Hepburn.

Convertida en una musa del cine, muy pocos sabíamos que nació en Bélgica, hija de padre inglés y madre holandesa, y que las pasó canutas durante la 2ª guerra mundial escondiéndose de los nazis.

Esta bailarina de profesión se convirtió en actriz y conquistó a una parte de la humanidad con su papel en “Breakfast at Tiffany’s“, mal traducida en castellano como “Desayuno con Diamantes” y también con “My fair lady“.

Merece la pena invertir los 10 minutos del resumen de su vida en wikipedia, ya que este post sólo tiene por objeto destacar la marca que nos dejó.

Su marca personal tenía mucha relación con el look de “Breakfast at Tiffany’s”, que ha generado miles de fotografías e imágenes que aún viven gracias a ese corte de pelo, su estilo, su fumar, sus ojos.

Personalmente, retengo dos grandes Audrey: la que canta “moon river” en la película Breakfast at Tiffany’s y la que se come la pantalla en “Guerra y paz”.

Ahí os dejo con su interpretación de “Moon river”. Si no te emociona no eres humano.



Anuncios

Marcas personales con sello propio: Prince

Prince Rogers Nelson, más conocido como Prince, estuvo entre 1993 y 2000 fuertemente asociado a este símbolo. Durante un tiempo el artista se hizo llamar “símbolo”, “el artista antes conocido como Prince” o “TAFKAP”, algo así como una renuncia a su propio nombre en pro de su marca personal.

El rey del funk es un fetichista nato, y de ahí surge la estética de sus puestas en escena, su propio look personal, sus guitarras y los diseños de sus discos. Una marca personal clara, a la que añadiríamos unos toques de sensualidad que siempre han acompañado a Prince en sus videoclips.

Marcas personales con sello propio: Sir Winston Churchill

Es casi imposible no relacionar el signo de la victoria con Sir Winston Leonard Spencer-Churchill, el que fuera Primer Ministro Británico durante la 2ª guerra mundial.

Una de las curiosidades de este gran estadista es que además, era un excelente orador, escritor y un gran articulista. No en vano recibió el premio Nobel de Literatura en 1953.

Su imprenta gráfica, su herencia de marca, fue su cara sonriente, el signo de la victoria y el puro en la boca.


Marcas personales con sello propio: Nelson Mandela

Una de las marcas personales con mayor prestigio es la del Nobel de la Paz Nelson Rolihlahla Mandela, nacido en 1918 y conocido en su país como Madiba.

Mandela fue el primer presidente de Sudáfrica elegido democráticamente mediante sufragio universal así como el líder del Umkhonto we Sizwe, el brazo armado del Congreso Nacional Africano (CNA).

En 1962 fue arrestado y condenado por sabotaje, además de otros cargos, a cadena perpetua. Mandela estuvo 27 años en la cárcel, la mayoría de los cuales estuvo confinado en la prisión de Robben Island. Tras su liberación el 11 de febrero de 1990, Mandela lideró a su partido en las negociaciones para conseguir una democracia multiracial en Sudáfrica, cosa que se consiguió en 1994 con las primeras elecciones democráticas por sufragio universal. Mandela ganó las elecciones y fue presidente desde 1994 hasta 1999, dando frecuentemente prioridad a su reconciliación.

Esta marca personal está configurada por múltiples atributos, pero sin duda el espíritu de conciliación es el mayor de todos. Tras 27 años de cárcel, Mandela no pensó en la venganza, pensó en la paz. A sus 92 años sigue siendo testigo de la política sudáfricana. Otro símbolo que está tomando peso es la mano abierta de Mandela, un símbolo de paz; en el interior de la mano se distingue el perfil de su país.

Marcas personales con sello propio: Walter Elias Disney

En este caso, lo que era una firma se ha convertido en uno de los logotipos más populares de la historia. Quien le iba a decir a Walt Disney que su verdadera fama le llegaría tan lejos como para facturar 30.000 millones de dólares en 2009.

Nos quedaríamos cortos si pensáramos que el único legado de marca personal de Walter Elias Disney (1901-1966) en forma de marca fue su firma. El palacio de Cenicienta, Dumbo, Mowgli, Blancanieves, Peter Pan, Bambi, Micky Mouse, Donald son sólo algunos de los centenares de ejemplos de marcas asociadas a la persona de Disney.

La marca personal de Disney también la componen algunas leyendas urbanas:

Muy poco después de su muerte surgió el rumor de que el cuerpo de Disney había sido congelado hasta el momento en que los avances científicos pudieran devolverlo a la vida.

Otra curiosa leyenda acerca de Walt Disney es la de su supuesto origen español. Según esta leyenda, Disney no habría nacido en Chicago, sino en Mojácar (Almería), hijo ilegítimo de un médico y una lavandera. La supuesta madre habría emigrado a Estados Unidos, donde habría dado a su hijo en adopción a la pareja formada por Elias y Flora Disney. Según esto, el verdadero nombre de Disney habría sido José Guirao Zamora. Supuestamente, en los años cuarenta, unos enviados de Disney habrían estado en Mojácar haciendo comprobaciones en los archivos parroquiales de la localidad.

Marcas personales con sello propio: Alfred Hitchcock

Los genios dejan marca, y Sir Alfred Hitchcock, el maestro del suspense, la dejó en forma de 2 oscars ganados, 6 oscars en candidatura, la dirección de 55 películas, el guión de 7 otras películas,la producción de otras 24, la dirección y producción de numerosas series de televisión, una música inconfundible como carátula de entrada a sus series, su propia aparición en cameos en sus obras y….

…y un perfil inequívoco, el sello de su marca personal. Lo cierto es que aún no he conseguido saber quién fue el autor del dibujo. Si alguien lo sabe le agradeceré me deje una nota.

Marcas personales con sello propio: Los Rolling Stones

Hoy empezamos una serie muy visual relacionada con iconos asociados a marcas personales.

El icono de los Rolling Stones, los morros de Mick Jagger, se han convertido en un símbolo tan universal como la paloma de la paz. Aunque muchos atribuyen su autoría a Andy Warhol (que sí fue el autor de la cubierta del disco “Sticky Fingers”), el autor real es John Pasche, que por este primer dibujo recibió unas 50 libras en 1970.

Como curiosidad, el Museo Nacional de Arte y Diseño de Londres, conocido como el V&A Museum o el Museo de Victoria y Alberto, ha comprado el icono original de la lengua y los labios que representa a los Rolling Stones por 92,500 dólares.

Por tratarse de un diseño de 1970, sigue más vivo que nunca y ha configurado una de las marcas personales más potentes de la historia, la de Mick Jagger y los Rolling Stones. Aunque debo decir que otro fuerte elemento de configuración de su marca ha sido la provocación.

No acabo el post sin dejaros un enlace de un directo a una de las piezas mágicas de los Rollings: Simpathy for the devil