Posts Tagged ‘futuro’

Nuestra manera de escribir refuerza nuestra marca personal

Leía hace unos meses en el blog de Dan Schawbel que todos nuestros correos electrónicos, mensajes y otros escritos se convierten en elementos clave para reforzar nuestra marca personal. Nunca sabemos quién los acabará leyendo, así que más vale asegurarse de que vamos por la buena vía.

  1. Lo bueno, si breve… Cuanto más simple y breve, mejor. Más de una vez, tras escribir una frase decimos “Lo que intento decir es…”. Hay que evitar la complejidad, tratar de ser lo más claro posible.
  2. Anticipemos las preguntas y facilitemos las respuestas. La gente está muy ocupada. No es tan difícil añadir vínculos de documentos, referirse a fechas concretas, facilitar datos. Adjuntar documentos en formatos universales (mejor un .PDF que un .docx). Con eso ahorraremos mucho tiempo a los demás.
  3. Ebitemos herrores hortográficos que nos acen parecer tontos. ¿Suena mal, no?. No es tan difícil repasar un texto, utilizar un corrector (son gratuitos). Se necesitan pocos segundos para revisar un texto que haya pasado por un corrector.
  4. Reflexionemos antes de responder un correo complejo. Una de las virtudes de un profesional es la capacidad de mantener la calma. Si recibimos un correo electrónico desagradable, hay que pensar un poco. Ante todo, fairplay. Hay que dejar enfriar los ánimos y no crearse etiquetas negativas. Además, las emociones se pueden malinterpretar. En estos casos, el recurso escrito debería ser la 2ª opción. Siempre es mejor un cara a cara o, si no hay más remedio, una llamada telefónica.
  5. Comuniquemos con frecuencia. Es muy interesante enviar mensajes de correo electrónico dando las gracias inmediatamente después de conocer gente nueva. Hacer preguntas a nuestros colegas de trabajo, jefes…. Facilitar artículos útiles a nuestros compañeros de trabajo, clientes, colaboradores…

En fin, ya veis que se trata de sentido común, puro sentido común. Echad un vistazo a la pizarra de la foto. Nos habla mucho de la marca personal del propietario de este restaurante. Además de los errores ortográficos, el texto no tiene sentido, no se sabe dónde está el primer plato, el segundo o el postre. Es posible que se coma bien, pero seguro que evitaremos una discusión intelectual con el autor del texto.

Anuncios

Effectiveness without values is a tool without a purpose. Esta máxima -del pensador maltés Edward de Bono- ha sido una constante en la campaña de Obama y, posiblemente, la clave de su éxito.

“La efectividad sin valores es una herramienta sin una finalidad”. No importa la raza ni las creencias: importan los valores. Sólo así Obama conquistó a sus votantes. Cuando hablaba de economía, no lo hacía con la frialdad de las cifras macroeconómicas, lo hacía mirando hacia las familias, el futuro de sus hijos y de sus nietos. Obama se apropió de conceptos clave, como cambio y esperanza.

El factor emocional y los valores han ganado la batalla a un gran candidato, John McCain, que ha tenido la desgracia de tener a Obama como contrincante. Obama ha sido el primer candidato que ha traspasado la responsabilidad de gobernar a las personas: “Para llevar el cambio a Washington,  no os pido que confiéis en mi capacidad, os pido que creáis en la vuestra.”

Fairplay made in USA: McCain no sólo ha felicitado al ganador, además ha asegurado que América tendrá un gran presidente y que las personas de raza negra han ganado el orgullo. Bravo McCain.

Lo más sorprendente de esta historia es que Obama ha ganado a McCain usando las armas propias de los republicanos: los Valores. Quien haya leído “Don’t think of an Elephant” de George Lakoff ya sabe de qué hablo. Quien no lo haya leído, se lo recomiendo de corazón. real-change-its-yours