Posts Tagged ‘Guillem Recolons/Lateral Consulting’

16. ¿Sacas provecho a las alertas de Google?

Reconozco que tengo una relación de amor y odio con las alertas de Google. Por un lado, te saturan el buzón de correo entrante. Pero por el otro, te pasan una información muy valiosa sobre los temas a los que hayas decidido suscribirte.

¿Quieres saber qué dicen sobre ti en la red? Suscribe una alerta Google con tu nombre. A Google no se le escapa casi nada. Si alguien te menciona en un blog, en un tag, en una web o en cualquier 2.o, tu lo sabrás.

¿Quieres conocer las novedades sobre el oficio de sexador de pollos? Suscríbete a la alerta Google “sexador de pollos” y no se te escapará nada. Tendrás material de sobras para preparar tus próximos posts o tweets.

Bromas al margen, las alertas son una gran herramienta que te evita estar “colgado” 24h en red y te avisa con la periodicidad que tu indiques sobre el tópico que hayas elegido.

¿Qué quieres saber?

Anuncios

15. ¿Cómo has construido tu marca personal?

Son muchos los elementos que configuran una marca personal. Desde luego, la formación es uno muy importante, que pone los cimientos de lo que luego seremos. Pero una vez entramos en el mercado de trabajo, ¿Qué nos distingue de los demás?… ¿Autenticidad? ¿Inquietud constante? ¿Espíritu guerrero?

Imaginemos que sí, que seas una persona “auténtica” en tu área. ¿Lo has comunicado? ¿No? Entonces no tienes marca personal. La comunicación es esencial para configurar tu marca personal. Tiene sentido. Si yo no sé que tu eres un abogado “auténtico”, ¿Cómo voy a contratarte?…

Necesitas dar una exposición a tus elementos diferenciales, y eso lo puedes conseguir dando clases, atendiendo a reuniones de sector, organizando workshops, gestionando un blog, gestionando una cuenta de Twitter, escribiendo regularmente en alguna revista sectorial, y de muchas maneras más.

Una vez hayas conseguido esta exposición, lograrás configurar una figura de tres partes

  1. Lo que la gente piensa de ti
  2. Lo que no quieres que la gente piense de ti
  3. Lo que quieres que la gente piense de ti

En la intersección de las tres partes se hallará tu marca personal.

14. ¿Estás cociendo alguna gran idea?

A pesar de nuestra actividad frenética, sólo dedicamos a pensar nuevas ideas un minuto o dos al día. El tiempo fagocita nuestra iniciativa de renovarnos. Lo urgente siempre precede y supera a lo importante. Llegados a este punto será muy difícil que podamos innovar para crear algún nuevo proyecto o para reinventarnos a nosotros mismos.

Un consejo: crear rutinas. Yo, concretamente, trato de dedicar un mínimo de 30 minutos al día a pensar en temas no relacionados con el día a día. ¿Cómo? Siguiendo técnicas sencillas. Dejarse llevar por la inspiración mientras te duchas o haces deporte suena bien, pero normalmente es preferible tener un papel en blanco y un lápiz en la mano y seguir algún método.

El pensamiento lateral es un buen método para romper con razonamientos excesivamente lógicos. No, no es nuevo. El pensador maltés Edward de Bono publicó su obra “Lateral Thinking” hacia el año 1970. Aquí os adjunto las diferencias entre el pensamiento lógico o vertical y el pensamiento lateral.

PENSAMIENTO VERTICAL PENSAMIENTO LATERAL
El pensamiento vertical se mueve sólo si hay una dirección en que moverse. El pensamiento lateral se mueve para crear una dirección.
El pensamiento vertical sabe lo que está buscando. El pensador lateral busca pero no sabe lo que busca hasta que lo encuentre.
El pensamiento vertical es analítico. El pensamiento lateral es provocativo.
El pensamiento vertical se basa en la secuencia de las ideas. El pensamiento lateral puede y debe efectuar saltos.
En el pensamiento vertical se usa la negación para bloquear bifurcaciones. En el pensamiento lateral no se rechaza ningún camino y se exploran todos por absurdos que parezcan.
En el pensamiento vertical se excluye lo que parece no relacionado con el tema. En el pensamiento lateral se investiga hasta lo que parece totalmente ajeno al tema.
En el pensamiento vertical las categorías, clasificaciones y etiquetas son fijas. En el pensamiento lateral nunca lo son.
En el pensamiento vertical se siguen los caminos más evidentes. En el pensamiento se buscan los menos evidentes.
El pensamiento vertical es un proceso finito. El pensamiento lateral es un proceso probabilístico.