Posts Tagged ‘innovación’

Obviedades sobre la innovación

Entre la literatura que me he llevado de vacaciones había un libro sobre innovación que me recomendó un amigo, “Está todo por hacer” de Pau García-Milà.

Imagino que seré uno de los pocos a los que el libro no le ha gustado. Va prorrogado por Su Alteza Real Felipe de Borbón y el epílogo es de otro Felipe, en este caso Felipe González.

Cualquiera que lo lea tendrá claro que el autor del libro es un genio. Y lo es. Pero no por escribir el libro sino por haber inventado el sistema operativo eyeOS, una de las claves del funcionamiento del Cloud computing. Yo soy un usuario cotidiano del Cloud computing y creo que es de lo mejor que se ha creado.

En este sentido, siempre estaré agradecido a Pau por esta creación, que me ha ahorrado muchos esfuerzos.

Creo que el problema está en el libro. Para empezar, la frialdad institucional del prólogo de nuestro príncipe no “pone” demasiado.

Pero el libro en sí mismo es un compendio de obviedades sobre innovación que aburre y que no aporta nada nuevo. Queda claro que Pau y su socio dieron con el invento del eyeOs por casualidad, para resolver un problema espacio/tiempo. Necesitaban dejar sus archivos en un lugar virtual para no acarrear con pesados discos duros arriba y abajo. Hasta aquí todo bien.

Pero creo -quizás me equivoque- que si das con un invento de manera casual eso no te autoriza a escribir sobre innovación como su hubieras planificado un proceso a tres años que haya dado fruto. Y el libro es eso, un manual dejà vu escrito a posteriori sobre como parir una idea, desarrollarla y ponerla en práctica.

Entre las cosas que me han horrorizado está la afirmación de que todo ser humano tiene una capacidad casi innata de generar ideas. Yo he podido experimentar que no, que hay personas que, aún teniendo delante toda clase de estímulos, no son capaces de crear ideas.

También es cierto que hay mucha gente que bloquea sus ideas, que no las deja fluir, y otra mucha gente que utiliza el pensamiento vertical para anular sus propias ideas.

Pau es un genio, pero es demasiado joven para saber que no todos tenemos la misma capacidad de generar ideas, analizarlas y ponerlas en práctica.

También aparece en el libro el topicazo de que no se necesita capital para poner en práctica una buena idea. Estas afirmaciones ofenden, ya que son muchos los casos que conozco de ideas que se han apagado por falta de capital. Lanzar una idea nueva al mercado sin estar seguro de que al día siguiente alguien la utilizará dándole mucha mayor promoción suele ser un suicidio empresarial.

Si hay alguno de vosotros que nunca ha leído sobre innovación, el libro puede ser una buena guía. Si ya habíais leído antes sobre el tema, veréis que se repiten los mismos conceptos una y otra vez.

Lo mejor del libro es, sin duda, el título. Quizás porque me recuerda el genial poema de Martí i Pol “Ara mateix” que cierra con un “…tot està per fer i tot és possible” (todo está por hacer y todo es posible).

En fin, no me extiendo más. Os recomiendo que disfrutéis del invento de Pau, pero os podéis ahorrar el libro.

Distinguirnos o extinguirnos

Retomando la jornada sobre Personal Branding del pasado 22 de abril en Madrid, destaco el titular de una frase que me llamó la atención: distinguirnos o extinguirnos. Era la moraleja final de la charla “crear madera de líder” de Juan Manuel Casado, presidente de Casado Consulting.

Distinguirnos o extinguirnos. No puedo estar más de acuerdo. Nadie que trate de pasar desapercibido por el mundo laborar puede sobrevivir. Necesitamos distinguirnos. La creatividad es una herramienta fundamental para hacerlo, pero además necesitamos tener una visión clara de hacia dónde podemos llegar y trazarnos nuestro propio plan de marketing. ¿Un plan de marketing de uno mismo? Y porqué no. No hace mucho, un consultor y buen amigo, Jordi Rigual, lanzaba la idea de crear un plan de marketing para Catalunya… ¿y por qué no?.

Si no hacemos algo, lo hacemos pronto, y lo hacemos de la manera más creativa posible, nos iremos extinguiendo.

9T59UE5FRCMN

18. ¿Utilizas a menudo Google para encontrar respuestas?

Si es así, bien hecho. Google es una de las mayores fuentes de conocimiento. Y no sólo por su búsqueda de webs, también como buscador de imágenes, de blogs, de mapas, de alertas… Si además tienes conocimientos de inglés, tus respuestas se amplían, ya que la suma arrasa. Google te trasladará a Wikipedia, a YouTube, a los millones de blogs del mundo, a redes sociales, prensa online, a webs temáticas…

Sólo veo un pero. Y es que somos muchos los que no sabemos utilizar correctamente el metabuscador Google. No es lo mismo buscar Lateral Consulting que “Lateral Consulting”. En el primer caso tendremos más de 1 millón de respuestas, la mayoría no afines. En el segundo caso tendremos poco más de 3.000 pero totalmente afines. Haz la prueba con tu nombre o el de tu empresa.

¿Más pistas?

  • AND: de forma predeterminada Google se lanza en busca de resultados uniendo las palabras introducidas por el usuario utilizando este operador. Así el resultado final de una búsqueda sin especificar nada o utilizando el operador AND serán los resultados que contengan a la vez la lista de palabras especificada. Las búsquedas “coches AND ocasión” o “coches ocasión” obtendrán los mismos resultados, una lista de los sitios Web que contengan la palabra coches y la palabra ocasión.
  • OR o símbolo “|” : Si quieres especificar que no es necesaria la aparición de las dos palabras en cada resultado de la búsqueda, sino cada una de ellas por separado, deberás especificar el operador OR entre los términos que deban cumplir este criterio. “coches OR ocasión” ahora obtendrá como resultado una lista de los sitios Web que contengan el término coches u ocasión.
  • El operador – : permite excluir resultados de la búsqueda. Debe especificarse antes del término a obviar para que se busquen los resultados que no contengan la palabra especificada. “coches –ocasión” buscara los sitios Web que contengan la palabra coche pero no ocasión.
  • Se pueden asignar distintos ámbitos a los operadores delimitándolos con paréntesis: “(coches OR motos) AND ocasión” buscará todas las Webs que contengan la palabra coches o motos y con cualquiera de estas dos es indispensable que aparezca ocasión.

Comandos especiales:

  • “site:nombre_del_sitio palabras para buscar”, busca sólo en este sitio.
  • “site:es.wikipedia.org matemática”, búsquedas para todas las páginas que contienen la palabra “matemática” dentro de la web http://es.wikipedia.org. Se pueden consultar un sitio incluso cuando no funciona haciendo clic en el botón “cache” que aparece al lado de cada uno de los resultados de la búsqueda.
  • Si uno pone “define:” seguido de una palabra (ej: define:Cuerpo Humano) busca definiciones y textos enciclopédicos sobre ese tema.
  • Usando “cache:” antes de una URL, se nos mostrará el contenido de la caché de Google (esto es útil en momentos en que por alguna razón una dirección no es accesible temporalmente).
  • Si tecleamos “filetype:” seguido de la extensión de un archivo buscará páginas que contengan la extensión de ese fichero. Por ejemplo: universidad filetype:doc

17. ¿Cuál fue la última vez que intentaste crear algo nuevo?

Si alguna cosa buena tiene la crisis es que fuerza la necesidad de cambio. No en vano, la palabra griega crisis significa cambio. Es difícil, a no ser que trabajes en la administración publica, que en los últimos años o meses no se haya producido un cambio en tu situación laboral.

En estos momentos es cuando es más importante reinventarse uno mismo. Algo así como una deconstrucción de Ferran Adrià, pero de tus propias ideas y proyectos.  Si lo que has hecho durante años ya no “vende”, necesitas urgentemente modificar la perspectiva. Introducir nuevos elementos, evolucionar. La web 2.0 ha abierto muchos nuevos horizontes. Se puede trabajar online mejor que nunca. Los hábitos de ver televisión cambian, y aumentan las horas al frente del ordenador y de internet.

¿Alguién imagina que el personal branding pudiera ser igual de rápido y efectivo sin la red?

Finalmente un consejo. Si hace tiempo que no intentas crear algo nuevo, vamos mal. Los cambios vienen de procesos creativos. Dedica unas horas al día a pensar en algo nuevo. Si necesitas ayuda, te aconsejo un viejo manual “Una técnica para producir ideas” de James Webb Young. Tiene años pero funciona.

16. ¿Sacas provecho a las alertas de Google?

Reconozco que tengo una relación de amor y odio con las alertas de Google. Por un lado, te saturan el buzón de correo entrante. Pero por el otro, te pasan una información muy valiosa sobre los temas a los que hayas decidido suscribirte.

¿Quieres saber qué dicen sobre ti en la red? Suscribe una alerta Google con tu nombre. A Google no se le escapa casi nada. Si alguien te menciona en un blog, en un tag, en una web o en cualquier 2.o, tu lo sabrás.

¿Quieres conocer las novedades sobre el oficio de sexador de pollos? Suscríbete a la alerta Google “sexador de pollos” y no se te escapará nada. Tendrás material de sobras para preparar tus próximos posts o tweets.

Bromas al margen, las alertas son una gran herramienta que te evita estar “colgado” 24h en red y te avisa con la periodicidad que tu indiques sobre el tópico que hayas elegido.

¿Qué quieres saber?

15. ¿Cómo has construido tu marca personal?

Son muchos los elementos que configuran una marca personal. Desde luego, la formación es uno muy importante, que pone los cimientos de lo que luego seremos. Pero una vez entramos en el mercado de trabajo, ¿Qué nos distingue de los demás?… ¿Autenticidad? ¿Inquietud constante? ¿Espíritu guerrero?

Imaginemos que sí, que seas una persona “auténtica” en tu área. ¿Lo has comunicado? ¿No? Entonces no tienes marca personal. La comunicación es esencial para configurar tu marca personal. Tiene sentido. Si yo no sé que tu eres un abogado “auténtico”, ¿Cómo voy a contratarte?…

Necesitas dar una exposición a tus elementos diferenciales, y eso lo puedes conseguir dando clases, atendiendo a reuniones de sector, organizando workshops, gestionando un blog, gestionando una cuenta de Twitter, escribiendo regularmente en alguna revista sectorial, y de muchas maneras más.

Una vez hayas conseguido esta exposición, lograrás configurar una figura de tres partes

  1. Lo que la gente piensa de ti
  2. Lo que no quieres que la gente piense de ti
  3. Lo que quieres que la gente piense de ti

En la intersección de las tres partes se hallará tu marca personal.

12. ¿Sigues al menos 10 blogs de tu especialidad?

Esto ha cambiado, no nos engañemos. Antes podíamos obtener información sectorial de revistas, seminarios, reuniones, conferencias. Luego, con la aparición de web 1.0 surgieron los foros como lugares de encuentro sectoriales. La llegada de web 2.0 trajo consigo herramientas como la wikipedia, un pozo virtual de conocimiento creado por los propios internautas. Pero hoy, sin ninguna duda, la mayor fuente de conocimiento fuera de escuelas y universidades son los blogs.

El blog (abreviatura de web log) o bitácora nace en 2005 y hoy cuenta con una comunidad de millones de internautas en la red. Para entender la importancia de los blogs en la generación de conocimiento y en la transmisión de información os adjunto este excelente vídeo de apenas 3′ creado por commoncraft.com:

Pero el tema es ¿Cómo saber cuáles son los blogs que me interesan para mi sector? Hay varias maneras, pero la mejor es buscar en Google blogs y poner las palabras o etiquetas clave.

11. ¿Cuántas conexiones virtuales tienes?

Amigos en Facebook, contactos en LinkedIn, amigos en MySpace, seguidores en Twitter, lectores de blog…

Este es tu patromonio virtual. Si quieres que también sea un patrimonio real, interactua con ellos. Envía mensajes, publica notas, tweets, felicita aniversarios, crea grupos temáticos. Tus conexiones virtuales son más importantes de lo que crees. Quizás Twitter sea la plataforma más virtual, donde puedes tener seguidores a los que no conoces de nada, pero que se in teresan por tus ideas. Es una fantástica oportunidad de conocer mundo. No la eches a perder.

10. ¿En qué tipo de negocio trabajas? ¿Visionario o dinosaurio?

Como diría Bernd Schuster, “no hase falta desir nada más”.

Lo cierto es que el enfoque “dinosaurio” suele ser el preferido por los bancos a la hora de dar créditos. Empresas sólidas, a menudo familiares, que no han introducido excesivos cambios en su planteamiento interno y externo. Todo va bien hasta que en una recesión las hace temblar por no haberse sabido adaptar a los cambios.

El enfoque visionario es temido por los bancos. Se trata de gente poco estable que arriesga el dinero propio y el de los demás en un proyecto que, de momento, no tiene mercado. No importa los avales que haya detrás del proyecto ni la preparación de sus emprendedores. Los bancos van a lo seguro. ¿Capital risk? en España es un sucedáneo de lo que ocurre en otros países de la OCDE.

El emprendedor visionario debe romper muchas barreras antes de abrirse camino y lanzar su negocio. La primera es la financiera, pero encontrará más. Las posibilidades de éxito apenas se mueven en un 25% de ROI al tercer año. Pero si supera esta fase, el visionario ha logrado crear uno de los mejores negocios que se pueden pensar. Quien la sigue la consigue.

Un ejemplo interesante de visionarios es Power Balance, basado en una pulsera con un holograma de MYLAR en el que ha sido almacenada una frecuencia procedente de materiales naturales conocidos por sus efectos beneficiosos para el cuerpo. Imaginaos al fundador de Power Balance pidiendo un crédito en el BBVA (perdón, no es nada personal) para crear su negocio. Aún se estarían riendo de él. En América -y concretamente en California- todo es posible, y ahí los capital risk no dudaron en apostar por la idea. Acertaron y ganaron.

9. ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Has escrito un plan para alcanzarlos?

¿Qué nos pasa cada principio de año, o justo después del verano? Que muy a menudo aprovechamos esa circunstancia para trazar unos objetivos personales. Los hay de muchos tipos:

  • De salud: adelgazar x kilos, apuntarnos a un gimnasio, correr marchas de 10Km, seguir una dieta equilibrada, dejar de fumar, hacer yoga…
  • Familiares: encontrar pareja, decidir una fecha para la boda, plantear un divorcio, cambiar hábitos, tener un hijo, adoptar un hijo…
  • Culturales: leer 4 libros al mes, ver todas las películas en VO, ir al teatro cada més, viajar cada dos meses, acabar los estudios, crear un blog…
  • De ocio: salir a cenar todos los miércoles, reunir a los amigos una vez al mes, comprar un proyector LCD…
  • Profesionales: mejorar posiciones en la empresa, encontrar un trabajo, cambiar de trabajo, conseguir un traslado, emprender…

Si además quieres que esos objetivos se cumplan, escríbelos. No hay nada más habitual que ver cómo pasa el tiempo y como esos objetivos no llegan a cumplirse jamás. Hay que escribirlos, aunque sea en una servilleta de papel. Y hay que leerlos semanalmente, ver el progreso, ver qué falla y corregir el objetivo, pero sin abandonarlo. En otras palabras, redactar un plan, sin plantillas, sin rigideces, un plan.

¿Ya tienes tu plan? Para seguir en Twitter clicar aquí

8. ¿Qué es lo que encuentras cuando pones tu nombre en Google?

En otras palabras, ¿Cómo gestionamos nuestra presencia en la red?

Nos hemos encontrados con diversos casos entre clientes de nuestro Personal Branding

  • En un caso, el personaje sólo aparecía en un contencioso jurídico de hace 10 años por una deuda impagada (que luego fue satisfecha, pero eso no lo refleja la red)
  • En otro, encontramos que el personaje tenía un falso “otro yo” creado por un tercero en LinkedIn. Obviamente, imposible encontrar las claves y contraseñas para eliminar esa cuenta fraudulenta.
  • En muchos casos, los personajes sólo aparecen en listados de competiciones de golf, padel, windsurf. Algo que no suele ayudar mucho cuando se trata de encontrar trabajo o buscar clientes.
  • En casos de gente más joven, es habitual ver el nombre asociado a frases poco edificantes en MySpace o Facebook, relacionadas con fiestas, sexo…
  • Pero en la gran mayoría de casos vemos que lo que aparece en Google no ha sido gestionado por la persona interesada. La red se ha encargado de marcar sus preferencias.

¿Cómo evitarlo? Una respuesta fácil sería contratar a Lateral Consulting en su faceta de personal branding. Pero en líneas generales, se trata de aplicar cierto sentido común. No comprometerse en frases que tengan efecto boomerang. Evitar al máximo los conflictos. Generar noticias positivas. Usar Twitter es una buena recomendación. Son frases cortas (tipo SMS, de 140 caracteres) que ayudan a posicionar a la persona con un ámbito particular.

Para más información contactar con grecolons@lateral.es.

7. ¿Cómo comunicas tu valor?

El pasado 2 de marzo hacíamos referencia en un post a la pregunta ¿De qué manera creas valor?

Está muy bien crear valores, tener valores, defender valores. Pero si no se comunican nadie lo sabrá. ¿Servirá de algo? Sí, para llenar el hueco de la satisfacción personal. Poco más.

Lo cierto es que hoy existen muchas maneras de comunicar. Ha pasado el tiempo en que era necesario publicar algo en un diario para que el mundo se enterase de alguna notícia. Ahora no es así. Estamos en la sociedad de la hipercomunicación, así que la web 2.0 nos da recursos para hacer llegar nuestra marca personal, nuestro valor, a quien nosotros queremos. Es una comunicación menos masiva, más individualizada.

Cuando alguien escribe una nota en Facebook, quiere compartirla con amigos. Si esa nota se escribe en LinkedIn, quiere compartirla con sus contactos profesionales. Ahora la información es intercambio. Cuando alguien quiere compartir más abiertamente una opinión, utiliza los blogs y también microblogs (twitter). Pero eso no es todo. Ahora podemos entrar en la edición digital de La Vanguardia, El País, El Mundo, ABC… y escribir un comentario sobre una noticia. Saldrá publicado en el acto, y posiblemente tendrá respuesta inmediata. Podemos influir directamente en la creación  y definición de las palabras a través de Wikipedia. El poder de la información ya no está en el medio, está en el individuo.

Y tu, ¿Cómo comunicas tu valor?

6. ¿Te gusta probar cosas nuevas?

La pregunta se las trae, pero aunque uno la lea y diga, existe una gran mayoría de profesionales a los que no gusta en absoluto cambiar las rutinas. Un ejemplo de la “vida real” lo tenemos en las visitas al restaurante. En una mesa siempre estará el conservador que pide macarrones y bisté, el que se atreve con un carpaccio de rape o el que va más lejos y prueba unas algas con gamba cruda.

La tipoplogía del hedonista innovador, un perfil muy típico de los 80′, responde a este tercer comensal al que no da miedo probar cosas nuevas. En el mundo de los negocios es interesante abrir la mente a nuevas propuestas, especialmente cuando se quiere progresar (un destino internacional) o cuando se quiere encontrar un nuevo trabajo.

Se puede dar el caso de probar algo nuevo y que no nos satisfaga, pero el riesgo “is part of the business”. Las empresas japonesas tienen fama de conservadoras. Dejan que los occidentales inventen y ellos perfeccionan… No es así, en absoluto. Soy un admirador de la empresa Honda, una de las mayores fuentes mundiales de creatividad. La aplican a la robótica, y en función de sus resultados, lo aplican a motores de barco, de automóvil…