11. ¿Cuántas conexiones virtuales tienes?

Amigos en Facebook, contactos en LinkedIn, amigos en MySpace, seguidores en Twitter, lectores de blog… Este es tu patromonio virtual. Si quieres que también sea un patrimonio real, interactua con ellos. Envía mensajes, publica notas, tweets, felicita aniversarios, crea grupos temáticos. Tus conexiones virtuales son más importantes de lo que crees. Quizás Twitter sea laSigue leyendo “11. ¿Cuántas conexiones virtuales tienes?”

10. ¿En qué tipo de negocio trabajas? ¿Visionario o dinosaurio?

Como diría Bernd Schuster, “no hase falta desir nada más”. Lo cierto es que el enfoque “dinosaurio” suele ser el preferido por los bancos a la hora de dar créditos. Empresas sólidas, a menudo familiares, que no han introducido excesivos cambios en su planteamiento interno y externo. Todo va bien hasta que en una recesiónSigue leyendo “10. ¿En qué tipo de negocio trabajas? ¿Visionario o dinosaurio?”

9. ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Has escrito un plan para alcanzarlos?

¿Qué nos pasa cada principio de año, o justo después del verano? Que muy a menudo aprovechamos esa circunstancia para trazar unos objetivos personales. Los hay de muchos tipos: De salud: adelgazar x kilos, apuntarnos a un gimnasio, correr marchas de 10Km, seguir una dieta equilibrada, dejar de fumar, hacer yoga… Familiares: encontrar pareja, decidirSigue leyendo “9. ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Has escrito un plan para alcanzarlos?”

8. ¿Qué es lo que encuentras cuando pones tu nombre en Google?

En otras palabras, ¿Cómo gestionamos nuestra presencia en la red? Nos hemos encontrados con diversos casos entre clientes de nuestro Personal Branding En un caso, el personaje sólo aparecía en un contencioso jurídico de hace 10 años por una deuda impagada (que luego fue satisfecha, pero eso no lo refleja la red) En otro, encontramosSigue leyendo “8. ¿Qué es lo que encuentras cuando pones tu nombre en Google?”

7. ¿Cómo comunicas tu valor?

El pasado 2 de marzo hacíamos referencia en un post a la pregunta ¿De qué manera creas valor? Está muy bien crear valores, tener valores, defender valores. Pero si no se comunican nadie lo sabrá. ¿Servirá de algo? Sí, para llenar el hueco de la satisfacción personal. Poco más. Lo cierto es que hoy existenSigue leyendo “7. ¿Cómo comunicas tu valor?”

6. ¿Te gusta probar cosas nuevas?

La pregunta se las trae, pero aunque uno la lea y diga sí, existe una gran mayoría de profesionales a los que no gusta en absoluto cambiar las rutinas. Un ejemplo de la “vida real” lo tenemos en las visitas al restaurante. En una mesa siempre estará el conservador que pide macarrones y bisté, elSigue leyendo “6. ¿Te gusta probar cosas nuevas?”

5. ¿Por qué deberían escucharte?

“Tengo una estrategia para que su Fundación pueda captar más socios”, “Soy consumidor y vendedor de los productos de su empresa”, “Tengo la seguridad de que esta empresa podría reducir costes evitando traumas personales”, “Soy experta en moda para la futura madre”, “Soy especialista en marketing infantil”, “Ejerzo de médico, pero paso 3 meses alSigue leyendo “5. ¿Por qué deberían escucharte?”

4. ¿Qué significa para ti status quo?

Enlazamos con la frase de ayer “Progress comes from a dissatisfaction with status quo”. En otras palabras, el progreso surge tras la insatisfacción con el status quo. La frase es de los hermanos Saatchi, unos inmigrantes irakies que revolucionaron la publicidad y el arte en los 80 en el Reino Unido. Pero ¿Qué significa paraSigue leyendo “4. ¿Qué significa para ti status quo?”

El impacto de la web 2.0 en el Personal Branding

Antes que la web 2.0 cambiase nuestro mundo, era difícil obtener la suficiente notoriedad personal como para destacar. No existían los blogs, ni Twitter ni las redes como LinkedIn, por lo que la única alternativa era anunciarse en la prensa local o económica. Con mucha suerte, uno podía quizás organizar un encuentro profesional  y llegarSigue leyendo “El impacto de la web 2.0 en el Personal Branding”