Posts Tagged ‘Storytelling’

Quiero acompañarte en tu cambio, ¿te dejas?

Hace cuatro o cinco días mi amigo y socio Jordi Collell publicó el post adjunto en el blog de SOYMIMARCA. Me parece un excelente ejemplo de storytelling, así que lo re-publico con su permiso para todos los que seguís este blog. Si alguna vez tenéis que explicar vuestra aventura profesional, aquí tenéis una gran fuente de inspiración.

Rediseñar su vida profesional a muchas personas les da auténtico miedo, hacerlo teniendo un trabajo cómodo y estable puede hasta parecer una temeridad. No obstante algunos piensan que el mayor fracaso es siempre no intentarlo. A continuación el relato de un experiencia personal.

Mi propósito es animar a los indecisos al cambio personal y profesional a ponerse en marcha

Hoy señores la cosa va de confesión, os quiero hacer partícipes del por qué estoy donde estoy y hago lo que hago. Mi propósito es animar a los indecisos al cambio personal y profesional a ponerse en marcha.

Siempre he creído que mi carrera profesional ha sido si no exitosa por lo menos resultona, en definitiva nunca me he quejado y siempre he tenido el convencimiento que la buena estrella me ha sonreído.

Cuando comencé la actividad laboral una vez acabados mis estudios universitarios ya me imaginaba que me esperaba un largo camino, lo que no sabía es que estaba lleno de baches y que muchas veces tendría que bajarme del vehículo y empujar o sacar los pedruscos.

El conocimiento abre puertas.

La primera cosa que descubrí fue que mis estudios primigenios “economía general” con un título obtenido a final de la década de los 70 de poco servían para realizar un trabajo de utilidad en la empresa. Es más, muchos de mis compañeros de curso se iniciaron en el funcionariado y algunos de ellos todavía siguen allí. Así pues lo que hice fue volver a aprender algo que me permitiera comer a largo plazo y descubrir las virtudes de estudiar un MBA y trabajar al mismo tiempo. Fueron dos años intensos, cansados que me dieron un primer aviso en mi hoja de ruta: el conocimiento abre puertas.

Lo cierto es que las cosas a partir de entonces no me fueron mal. Adquiridos los conocimientos necesarios pasé a acumular experiencia por el único método hasta ahora conocido para ello, dedicación, curiosidad y sacrificio. Durante años me olvidé del reloj a la hora de salir y de hacer malabares y funambulismo para atender las necesidades de presencia familiar, vamos de conciliar que a veces los hombres también lo hacemos. Valga un apunte para decir que a lo largo de mi trayectoria vital he acumulado seis hijos de los que estoy orgulloso y a los que me he dedicado y me dedico, los pequeños, con pasión, pero esto puede ser el origen de otro relato.

Anticiparse a los acontecimientos te da el control de las situaciones

Nunca me han despedido, he tenido suerte aunque a veces una indemnizacioncilla no me hubiera ido mal. Durante una época hasta pensé que con una ayudita hubiera podido hacer un patrimonio y pagar la entrada de un piso, hasta aquí llegaba mi inmadurez juvenil. Tampoco me he despedido y cuando en una determinada posición he visto que no aportaba o no me aportaba lo necesario simplemente he buscado un nuevo trabajo y algunas veces tengo que confesar que me ha costado porque soy muy comodón y uno se acostumbra a lo que tiene aunque sea poco productivo. Este es el segundo apunte a mi hoja de ruta: anticiparse a los acontecimientos te da el control de las situaciones. Si ves que aportas o te aportan poco muévete antes de que te muevan.

Las oportunidades pasan, muchas de ellas seguro que no se repiten, atrápalas al vuelo u otro lo hará por ti

A veces el cambio me ha llegado en forma de oportunidad. Estando en una posición directiva en una empresa perteneciente a un grupo un grupo multinacional nos llegó la noticia de que estábamos en venta. Bombazo cruel ya que habíamos pasado por una etapa de fuertes pérdidas, habíamos tomado las medidas necesarias para reflotar la situación y otro se iba a comer el pastel y nosotros si no en la calle a pasar el examen de una asignatura que estaba más que aprobada. Compramos la compañía. Si, cuatro directivos levantando financiación de debajo de las piedras, no teníamos ni un duro, hicimos un MBO cuando esta palabra empezaba a sonar en nuestro país. Tercer apunte en la hoja de ruta: las oportunidades pasan, muchas de ellas seguro que no se repiten, atrápalas al vuelo u otro lo hará por ti.

La compra de una empresa en muchos casos acaba con su venta una vez se ha hecho crecer, se ha consolidado y se ha convertido en un referente y esto fue lo que pasó. El comprador además del negocio en sí lo que quería era el equipo que lo había gestionado y me mantuve en la empresa durante algunos años, con una buena posición y sin oposición ni contestación, una situación cómoda en definitiva.

Nunca es tarde para realizar un sueño

Los años no pasan en balde y uno se hace preguntas sobre lo que querrá ser de mayor. Yo tuve un sueño: quería poner mi experiencia, mis conocimientos y mi bagaje acumulado al servicio de los demás, quería que lo que había vivido pudiera servir de ayuda a los que están al inicio del camino, a los que están apartando piedras o a los que apartados por la causa que fuere se quieren reincorporar y seguir la ruta. Y me volví a formar, largas noches de estudio conectado con una universidad americana, prácticas, exámenes y más prácticas. Y finalmente abandoné mi cómoda y bien remunerada situación. Cuarto apunte en mi hoja de ruta: Nunca es tarde para realizar un sueño.

Quien a buen árbol se arrima buena sombra le cobija

Y primero fue la creación de CT Coach Code con mi colega Montse Taboada y tiempo después con los amigos Guillem Recolons e Ignasi Brun decidimos unir nuestras fuerzas al servicio de todos vosotros creando SOYMIMARCA para potenciar, impulsar y dar visibilidad a vuestras marcas personales. Quinto apunte: Quien a buen árbol se arrima buena sombra le cobija.

Ha sido un placer.

Jordi Collell

Anuncios

¿Quién dice que un currículum no puede ser emocional?

La globalización y la estandarización generalizada han hecho posible que todos los currícula del mundo sean iguales, casi clónicos. Estamos rodeados de webs, consultores, normativas que dicen cómo ha de estar redactado un currículum. Es curioso, casi todas coinciden en todo. Las fechas en orden de más reciente a más antigua, sin excesivos datos personales, redactados en 3ª persona…

La gran conclusión es que hoy, un currículum es algo francamente aburrido, frio e impersonal. Y la pregunta es ¿estamos seguros que es así como nos quieren ver?.

Dejadme que os proponga otra manera de hacer. Para empezar, ¿Por qué no en vídeo?. Seamos sinceros, en papel no sé cómo eres, qué timbre de voz tienes, qué cara tienes…

Más cosas, ¿Por qué no un currículum con un poco de historia? Una especie de relato. No sé a vosotros, pero a mí me interesa mucho saber porqué alguien se decide por una u otra carrera, una u otra profesión. ¿Cuál es el detonante?. Eso dice mucho de las personas. Así conseguiríamos currícula exclusivos, únicos, personales.

Para muestra, un botón. Ahí os dejo mi detonante:

Yo me decidí por la publicidad a los 14 años. Entonces Paco, un tipo vestido de hippy con una supermoto venía a menudo a casa a buscar a su novia –mi tía Elena-. Era el año 1975, y ese look tan extremo, la moto, la rubia, el glamur… me llamó poderosamente la atención. Iba contra todo lo establecido, rompía los códigos de la época, era transgresor. Le pregunté a mi tía en qué trabajaba su novio. “Hace anuncios”, dijo “trabaja en una agencia de publicidad”. A los dos años, cuando cumplí 16, hice mi primer stage de prácticas en la agencia de la que Paco era Director Creativo. Ahora soy publicitario, y desde entonces he trabajado siempre en el entorno de la comunicación. Quizás os preguntéis qué ha sido de Paco. Otro día os lo cuento (lo juro).


<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–> <!–[endif]–>La globalización y la estandarización generalizada han hecho posible que todos los currículum del mundo sean iguales, casi clónicos. Estamos rodeados de webs, consultores, normativas que dicen cómo ha de estar redactado un currículum. Es curioso, casi todas coinciden en todo. Las fechas en orden de más reciente a más antigua, sin excesivos datos personales, redactados en 3ª persona…La gran conclusión es que hoy, un currículum es algo francamente aburrido, frio e impersonal. Y la pregunta es ¿estamos seguros que es así como nos quieren ver?.

La importancia del contenido original en internet

Me viene a la mente el blog de Ramon Espadaler, diputado del Parlament de Catalunya. Siempre, como subtítulo a sus posts, utiliza la expresión “article inèdit” (artículo inédito). En este caso, la expresión se refiere a ineditado, nuevo.

Y no hay para menos. Cuando uno surfea blogs utilizando etiquetas o tags, muy a menudo se encuentra el mismo artículo publicado en 16 blogs, con más o menos aderezo personal. Normalmente se trata de noticias que nos han llamado la atención y que reproducimos literalmente (no vaya a ser que las adulteremos). No es mala cosa hacer eco de las noticias, sobre todo de las que nos llaman más la atención o de las que son afines a nuestro entorno.

Pero en medio de tanta reproducción, necesitamos publicar contenido original -inédito, como diría Espadaler-. Si no publicamos contenido original, a nuestros lectores no les quedará clara nuestra posición. Sí, re-editar es interesante, pero aún lo es más cuando creamos.

La creación de contenido es, sencillamente, una combinación de datos, habilidades y tiempo. No se necesita nada más. Los periodistas lo saben bien. Conseguir los datos no es excesivamente complicado si uno se inscribe en algunas alertas de Google y lee la prensa con regularidad. Las habilidades (skills, en inglés, me suena mejor) es la parte más complicada, ya que depende de la gracia que tenga uno en combinar datos, vestirlos y plantearlos de una manera atractiva (storytelling), y añadir nuevas ideas. Finalmente, el tiempo. El tiempo es muchas veces lo que impide que aflore mucho talento. Hay que sacar el tiempo de donde sea, el tiempo nunca debería ser la excusa para no escribir. Si tienes tiempo para pensar, tienes tiempo para escribir.

Lo escrito sirve igual para blogs y para Twitter. En Twitter se utiliza mucho el recurso de retwitear algo que nos gusta. Y eso es bueno, pero también lo es explicar cosas de uno, sin llegar a eso de “tomando el café de la mañana” que -francamente- no le interesa a nadie.

Por cierto, este post es inédito.

La impresionante historia del tipo que encontró el trabajo que él quería utilizando Google Adwords

Subtítulo: Y SÓLO LE COSTÓ 5€!!

Sub-Subtítulo: Basado en una historia real

Imagínate que el sueño de tu vida es encontrar trabajo como redactor creativo en una de las 5 mejores agencias del país. Imagínate que además, estás sin blanca y no puedes gastarte más de 4 o 5€ en conseguir tu azaña.

Te diría lo mismo si tu meta es conseguir entrar en uno de los mejores bufetes de abogados, de economistas, de ingenieros. Te diría lo mismo si quieres encontrar una buena plaza de maestro de escuela, de director comercial o de lo que tu quieras.

Es más sencillo de lo que parece. Entras en Google, buscas Google Adwords y compras unas palabras clave. Si quieres comprar “creativo publicitario” te costará una pasta. Y sólo tenemos 4 o 5€. La fórmula de Adwords no es de precio cerrado, si no que pagas por subasta. Si nadie quiere lo que tu quieres, te costará 0,15 por clic, realmente barato. Pero si quieres comprar palabras generalistas como “creativo”, prepárate a pagar un dineral.

En nuestra historia, lo que haremos es comprar los nombres de los mejores creativos publicitarios del país. ¿Porqué?

Porque cuando busquen su nombre en Google se van encontrar con nuestro anuncio: “Hola Director Creativo XXXX, Googlearte a tí mismo es divertido. Contratarme a mi como creativo en tu empresa, también. Llámame. Ya tardas.”

Pues bien, esta pequeña historia es cierta, y acabó bien. Nuestro amigo, cuyo nombre real es Alec Brownstein consiguió entrar como redactor senior en Young & Rubicam. Le contrato Scott Vitrone, un director creativo que quedó alucinado de la capacidad de Alec para llamar la atención.

Doy gracias a mi buena amiga y compañera Linda Reichard por publicarlo en su LinkedIn. La historia la publicó el pasado 18 de mayo el diario online “The Globe and Mail”, y aquí tenéis el enlace para ver la historia completa, que incluye una  entrevista a los protagonistas.

La cerveza que ayuda refuerza las relaciones en pareja

La impresionante historia de la cerveza Andes y su teletransporter

Casi no hay palabras para definir esta historia de la cerveza de Mendoza “Andes” y el invento del teletransporter, una máquina que simula sistintos ambientes para que nuestra pareja no sepa que estamos en el bar con unos amigos.

Sin duda, una historia bien contada consigue fidelizar más que el mejor de los argumentos racionales. Llegar a la cabeza a través de las emociones. Es la clave de la comunicación. Por cierto, el site merece una visita.

Tu padre era fogonero y el mío maquinista

El tren vuelve a estar en el centro de nuestras vidas. Este es el nuevo relato de Renfe, convertido en anuncio publicitario, que ya está en antena desde hace pocos días.

Renfe consigue darle una vuelta a su larga y rancia historia para convertirla en algo positivo. Muchas marcas no se atreven a utilizar este recurso por miedo a quedar “carcas” o por miedo a no interesar a las nuevas generaciones. Grave error. La nuevas generaciones serán nuevas, pero no idiotas, y saben otorgar el VALOR de la experiencia siempre que la comunicación sea emocional e inteligente.

Mi enhorabuena a la agencia responsable del anuncio, Sra. Rushmore, a la productora responsable del rodaje, Tesauro y, sobre todo, al anunciante por apostar por esta vía.

Never underestimate the power of a great story

Hoy me llega esta historia tan bien contada realizada para Canal +. Animaos, dura poco más de un minuto.
La moraleja roza la perfección: Never underestimate the power of a great story.